¿Por qué los colombianos terminaríamos pagando lo que Odebrecht y sus socios gastaron en sobornos?


Episode Artwork
1.0x
0% played 00:00 00:00
Jul 23 2019 21 mins  
Bienvenidos a este episodio especial sobre un asunto que demanda la atención de todos los colombianos dada la gravedad de lo que está a punto de pasar y es que, por obra y gracia de decisiones gubernamentales apresuradas ustedes y yo terminemos pagándole a Odebrecht y sus socios colombianos los miles de millones de pesos que ellos pagaron en sobornos…

El asunto no es fácil de entender. Pero la conclusión es un escándalo. Resulta que todos los colombianos podríamos terminar pagando de nuestro bolsillo los miles de millones de pesos que Odebrecht y sus socios en el Consorcio Ruta del Sol II pagaron en sobornos a altos funcionarios del Estado para obtener el contrato en primer lugar, y el reconocimiento costos adicionales justificados mediante contratos ficticios y obras no construidas.

Y todo porque al ministerio y la Superintendencia de Transporte les agarró el afán de liquidar el Consorcio Ruta del Sol II integrado por Odebrecht y varias empresas del Grupo Aval y asumir a nombre del Estado, es decir de todos los colombianos, deudas que tiene el consorcio con varios bancos, entre ellos varios del Grupo Aval que, según expertos en el tema, no pueden ser considerados terceros de buena fe.

Llama la atención que aunque la disculpa del gobierno es llegar a un buen arreglo con los terceros de buena fe afectados por el fracaso del proyecto, solo se anuncie un acuerdo con los bancos, incluidos algunos del Grupo Aval socio de Odebrecht a través de empresas como Episol y Corficolombiana cuyo Presidente acaba de ser condenado a varios años de cárcel por el pago de sobornos, dejando por fuera a proveedores, contratistas o trabajadores.

En esta entrevista con Libreta de Apuntes, Pablo Felipe Robledo explica los detalles a su juicio inexplicables e irregulares que siembran un manto de duda sobre la verdadera intención de las entidades y funcionarios que quieren firmar el pago de obligaciones por valor de miles de millones de pesos de todos sin saber sin el Estado en realidad las tiene y porque montos.

Lo sensato sería, a juicio de Robledo, que el Estado esperara hasta el 6 de agosto cuando un tribunal del arbitramento debe decidir 1. Si el Estado le debe plata al consorcio. 2. A Cuanto asciende la deuda, si es que existe, porque también puede pasar que haya pagado más de la cuenta y 3. A quien le debe pagar.